Menos Kilos, Más Kilómetros.

Por Una Noble Causa.

MUJERES DEL CAMINO

marzo 8, 2016

Mujeres de Latinoamérica

Imposible incluirlas a todas, pero hoy he querido hacer un tributo a algunas que me impresionaron durante este recorrido. Debemos reconocerlo. Porque en promedio son más fuertes que nosotros, más sensibles, más resistentes, más estables y seguras. Pero, sobre todo, porque hoy en su día nos rendimos ante ellas.

1- ANÓNIMA. Carmen del Paraná, Paraguay. Porque transpiraba amor y del más grande para sus hijos.

image description

2- VENDEDORA DE MEMORIA. Arequipa, Perú. Por cuidar sus tradiciones, por cuidar su trabajo y porque supo cautivarme con su humildad.vENDEDORA DE CHICLETS

3- LA SEÑORA VICKY. Nevado del Cunurana, Perú. Porque me cuidó con su té de coca y otras yerbas, cuando más lo necesitaba (historia aquí).Vicky

4- LA SOMBRERERA. Quito, Ecuador. Por su seguridad y simpatía. La mejor combinación para un vendedor: Firmeza y encanto.IMG_2304TR

5- BÁRBARA. Bahía Inglesa, Chile. Una portuguesa que se recorre el mundo trabajando o no. Ejemplo de viajera feliz.image description

6- ANÓNIMA. Río Amazonas, Brasil. ¡La imagen lo dice todo!Mujer

7- ANÓNIMA. Arequipa, Perú. Porque aunque no lo crean….. así de hermosa y….. no se sentía bella.image description

8- LAS DE LA GOZADERA CUERDA DE MALVIN. Montevideo, Uruguay. Por la cadencia, belleza y sabor con que engrandecen el candombe.Mujeres-1

9- CUIDACARROS. Santa Fe, Argentina. Porque representa el drama de muchas en América Latina.image description

10- FABIOLA. Sao Paulo, Brasil. En representación del rigor y disciplina de las empresarias exitosas de esta Latinoamérica,  que seguro estaría mejor en manos de ellas. Dueña de IRONWIFES BRASIL, atleta triatlonista, bella e inteligente, ayudó a esta E-114 a avanzar gran parte de su bello país.image description11- THALITA. Rio das Ostras, Brasil. Su gran corazón, su sensibilidad  y su dulzura me cautivaron. Cuando le conocí junto a su esposo (Rodrique «El afortunado»), mostró gran preocupación por mi seguridad y no dudó un segundo en ayudarme…… SALVADORA.Thalita

A cada una de ellas y a las incontables que pude encontrar en el camino: ¡Gracias!

Son ustedes quienes llenan con su belleza y espíritu todos los rincones de nuestra América.