Menos Kilos, Más Kilómetros.

Por Una Noble Causa.

DIA 95 a 102 Navegando el Amazonas (Parte II)

julio 24, 2015

Niños del amazonas(Continuación del post anterior) Sin duda las condiciones eran muy complicadas pero no puedo decir que todo resultó de esa manera. Sí, en los planchones solo había containers de arrastre, gandolas (tractomulas)  y camiones, pero también incluía a los transportistas que los manejaban, unos camioneros excepcionales, que terminaron prestándome una hamaca y, además de este aventurero, también viajaba una pareja de Bélgica en un camión 89′ del ejército belga, el cual adaptaron para su viaje alrededor del mundo. Esta fue la #gentedelcamino o mejor dicho la #gentedelrio de este capítulo de la historia.

Acompañantes al Amazonas

En conclusión, los belgas, los camioneros y yo éramos los viajeros del «cruceiro», todo atendidos por Olinda y Joao Paulo, quienes se encargaron de la proteína y las frutas durante la larga travesía. Mucho ayudaron a mantener el azúcar bajo 110, a ellos mi agradecimiento por aportar a esta meta de #MenosKilos

Cocineros del amazonas

Pero resulta que ya a la mañana siguiente, cuando me sobrepuse al primer contraste, me dí cuenta que estaba en «otra dimensión», de repente el Amazonas empezó a mostrarse como es, con sus particularidades fascinantes (no solo por los atardeceres que les comenté ayer) sino por todo lo que dinámica de vida envuelve.

niños del amazonas

Cuando hablo de «Otra dimensión» es otra realmente. Que lo digan sus niños. Me conmoví con cierta angustia al verlos. Nacen en el río, crecen y viven con él y a Dios gracias para él. Me conmovía que aún tan tiernos estuvieran en ese gigante que a los citadinos nos produce cierto temor. ¡¡¡Pero no!!! El Río y ellos son uno solo. La internalización es total. No hay triciclos, ni bicicletas, hay canoas, mini-balsas, hay troncos y muchos muchos animales con quienes jugar (afortunadamente) y a quien cuidar. Sigo conmovido pero ahora de alegría. Creo que tenemos Río por mucho tiempo ……y gracias a ellos. Honores todos a «Los Reyes del Amazonas«.

pajaro amazonas

Otra cosa que no puedo dejar de mencionar es mi pasión por este arte llamado fotografía, la cual exploté intentando capturar los animales que nos regalaba el paisaje. Busqué todos los días algunas fotos para regalar a mis hijas, no tenía teleobjetivo ni experiencia y realmente no salieron como esperaba, pero igual con todo el amor de padre a mis tiernas Laly y Naty, esta «Andurinha» y un borrón (difícil tomar esta movida foto) de un «Boto» o «Golfino color da rosa» que se dejaron «capturar» (verlos todos aquí).

Manaos desde el amazonas

Vale acotar que una vez llegamos al destino, teniendo Manaos justo en la punta de la nariz, tuvimos que esperar un par de horas más hasta ser remolcados para así poder finalmente desembarcar. Ya aquí puedo decir que la felicidad la encontré en la primera ducha con agua tratada después de varios días utilizando la del Amazonas. En Instagram recibí la solicitud de dar mis consejos para este viaje, así que próximamente haré un post con los «tips» o «recomendaciones» que deben tomar los que decidan aventurarse en este peculiar caudal.

Viendo Manaos

#MenosKilos

Si esta parte del viaje es dura, se imaginarán como fue hacer dieta. Básicamente se come lo que el comandante del barco y a los brasileños les gusta, es decir, mucha harina de mandioca, mucha yuca, mucho arroz y muchas frijoladas… pero afortunadamente también mucha proteínas. No había muchos vegetales, de hecho solo comí ensalada una vez y de vez en cuando podía disfrutar de la fruta, así que decidí concentrarme en el balance y las buenas proteínas.

Comí pescados con tres nombres diferentes: (filetho, dorado y sarda), muy muy ricos, preparados al horno, además de algo de carne y pollo que llevaban. Solo hubo huevos y leche para el primer desayuno, de resto una galletas con café.

El ejercicio era poco pero lo que hacia eran caminar por los 100 m. del planchón para no perder la costumbre. Ya de regreso a tierra firme estoy recuperando la rutina… sin duda un tramo difícil pero edificante en la experiencia.

Deja un Comentario

Un Comentario to “DIA 95 a 102 Navegando el Amazonas (Parte II)”

  1. gisella dice:

    Hola!
    Te escribo porque estamos con mi novio queriendo hacer el tramo belem -manaus y despues manaus-iquitos. Viajamos en un fusca (volkswagen) y hemos estado investigando y hay muy poca informacion sobre viajar navegando por el amazonas en auto. Queria pedirte el nombre de la balsa ferry en donde viajaste tu, ya que el precio nos parece adecuado (hemos visto post que dicen que cobran 700 dolares por el mismo trayecto) porfavor te pido me des la informacion ya que el sitio PASARAO no pude encontrarlo por internet, gracias y felicitaciones por la travesia!